En conjunción con la Ley de Ordenamiento Territorial y el Plan Nacional de Ordenamento Territorial, esta Política debe promover la orientación estratégica de la acción institucional para el logro de una relación armónica, equilibrada, sostenible y segura, entre la sociedad y el territorio, que favorezca la calidad de vida de la población, la utilización de las potencialidades productivas del sistema socio-territorial e integración en el contexto regional y mundial. Todo ello a partir de:

(a) El señalamiento de los elementos determinantes de la estrategia y del modelo territorial que se plantea y

(b) La definición de la estructura territorial nacional que involucra centros de actividad económica, proyectos estratégicos, áreas motrices y ejes de desarrollo, sistema urbano, corredores e infraestructuras de transportes, sistema de espacios naturales, corredores biológicos y ambientales, saneamiento y calidad ambiental, ámbitos y equipamientos recreativos y turísticos, integración y modernización de estructuras y actividades rurales.

País
Tipo de instrumento
Política de gobierno