Convergencia entre el Plan y la Agenda 2030

La Estrategia Nacional de Desarrollo, Uruguay 2050 es un documento de planificación estratégica y prospectiva en el cual se establece una mirada de largo alcance para identificar los desafíos más importantes para el desarrollo del país tanto en el presente como en el mediano y largo plazo. Esta Estrategia fue lanzada en agosto de 2019 después de un proceso de elaboración que tomó cinco años de trabajo bajo la coordinación de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP) a través de a Dirección de Planificación. La elaboración de la Estrategia fue posible gracias al esfuerzo intersectorial, dado que en su construcción intervinieron la mayoría de  ministerios y agencias del Gobierno del país, y se basó en un ejercicio multiactoral que involucró múltiples organizaciones de la sociedad civil, de la academia, organismos internacionales, representantes de trabajadores y cámaras empresariales.  

El contenido del documento se estructura de la siguiente forma: el capítulo 1 repasa el paradigma del desarrollo sostenible en el que se enmarca la Estrategia; el capítulo 2 presenta algunas de las tendencias globales más relevantes para el desarrollo en el presente y el futuro como  los son la revolución tecnológica, la crisis ambiental y el cambio climático, la concentración de ingresos y riqueza y transformaciones asociadas a demografía y la cultura. Por su parte, el capítulo 3 esquematiza los tres ejes estratégicos que estructuran toda la Estrategia de Desarrollo 2050: la transformación productiva sostenible, la transformación social y la transformación de las relaciones de género, los cuales son tratados con mayor profundidad en los capítulos 4, 5 y 6, respectivamente. 

Inserción Internacional

2. Consolidar el acceso de los productos nacionales a los principales mercados de destino, por ejemplo China, superando el sesgo primarizador en la actual relación.

6. Considerar, en la inserción internacional, las políticas activas de incentivos para la atracción de inversiones y valorización de los productos y servicios.

Ambiente y desarrollo

"LA CULTURA PARA LA TRANSFORMACIÓN PRODUCTIVA (como elemento transversal a la transformación productiva sostenible)"

Complejos Productivos Estratégicos

Sector Forestal-Madera

Energías Renovables

TURISMO

I. Valor local

Instrumentalización de la inclusión en planes de estudio y programas escolares y liceales de conceptos básicos de turismo, en torno a su importancia para la economía del país, así como de competencias transversales de un anfitrión a través de herramientas lúdicas y creativas, y de programas que permitan vivir la experiencia del turismo desde la primera infancia.
Puesta en valor de íconos culturales (que remiten a los aspectos identitarios diferenciales valorados por el turista) como sostenedores del posicionamiento de la marca turística nacional.
Profundización de los procesos de inventariado de producción y tradiciones locales, y de análisis de su potencial turístico.
Sostenibilidad de programas de revalorización de estos productos locales y fortalecimiento en términos de conformación de una oferta integrada que responda a las demandas de los distintos segmentos de turistas.
Promoción de proyectos patrimoniales identitarios con gestión de base comunitaria.
Potenciar la interconexión del turismo con las cadenas productivas locales, estructurando ofertas de productos locales prémium que sostengan la promesa de marca Uruguay Natural.

II. Generación de capacidades

Fortalecimiento de una oferta educativa de calidad que incorpore no solo el desarrollo de competencias transversales (idiomas, manejo de herramientas TIC, atención al cliente y gerenciamiento de emprendimientos turísticos sostenibles), sino también temas de agenda turística (nuevas tecnologías aplicadas al turismo y a la hospitalidad, accesibilidad turística, cambio climático y sus efectos, innovación en turismo, los nuevos canales y modalidades de la comunicación sectorial, entre otras) que permitan
anticipar las competencias requeridas y hacer más competitivo el destino.
Consolidación de plataformas de formación permanente en línea que asegure el acceso a la actualización continua de talentos en todo el territorio nacional.
Diseño de una institucionalidad público-privado-académica para generar información conjunta y mejorar la toma de decisiones en términos de políticas públicas y de estrategias privadas para el desarrollo del sector.
Promoción de la conformación de cátedras de investigación sobre temas prioritarios para el turismo y su vínculo con el desarrollo nacional.

III. Infraestructura turística

Dotación de infraestructura diferencial, específica y especializada en turismo.
Política de estímulo a inversiones en productos turísticos priorizados e infraestructura para conectividad (interconexión de públicos y privados).
Implantación de programas de transporte integrado con el enfoque de movilidad como servicio (mobility as a service).
Dotación de infraestructura transversal que permita la conexión entre productos turísticos temáticos de las distintas regiones.
Desarrollo de puntos de conexión internacional en centro, sur y norte del país interconectados con transporte local (trenes y buses).
Generación de instrumentos de atracción de transporte aéreo de pasajeros para mejorar este tipo de conectividad.
Planes de accesibilidad integral implantados y en funcionamiento en todos los destinos priorizados (por ejemplo, playas universalmente accesibles).

IV. Gobernanza

Capacitación y profesionalización de gestores locales.
Desarrollo de instrumentos de planificación integral de los destinos e instancias de planificación conjunta y continua que permitan construir agendas comunes que vinculen los ámbitos locales y nacionales.
Ámbitos de gestión público-privada institucionalizados, profesionales y con presupuesto para gestión de destinos.
Ámbitos de coordinación interinstitucional a nivel público que diseñen y ejecuten políticas públicas integradas en las localidades.
Ámbitos de coordinación privados profesionalizados que acompañen la planificación estratégica del sector

V. Ambiente y cambio climático

Implementación de programas educativos y de sensibilización en torno a la cultura de la sostenibilidad, la resiliencia y los ecosistemas locales.
Incorporación en las políticas públicas de la interrelación entre cultura, valor local y turismo verde (paisaje natural humanizado, áreas protegidas planificadas y puestas en valor turístico), así como de las potencialidades de las tecnologías emergentes para fortalecerla.
Políticas efectivas de mitigación y adaptación en la franja costera.
Profundización de instrumentos de promoción de proyectos de desarrollo de emprendimientos turísticos conscientes de la integración con la naturaleza y con la sociedad, y sostenibles económicamente.
Programas integrales de cuidado y de recuperación ecosistémica (con foco en el cuidado de cuencas y calidad de agua).
Gestión sostenible en localidades turísticas del país (esto implica la sensibilización de comunidades locales, la capacitación del sector privado, la conservación y restauración de los ambientes y paisajes)

VI. Promoción de destinos

Desarrollo de centros de investigación e innovación sobre temas de agenda turística
con foco en los perfiles de turistas que se captan o se quieren captar.
Contar con datos estadísticos actualizados en tiempo real sobre los actores del entramado productivo (plazas hoteleras y de alquiler, inventario de recursos turísticos,
oferta gastronómica, etc.) que permitan un proceso de estructuración de la oferta en
función de los segmentos de público priorizados.
Generación de ámbitos mixtos de promoción del turismo que, con los insumos producidos por la investigación, definan instrumentos conjuntos para sostener un posicionamiento diferenciador de turismo sustentable y desarrollar las ventajas competitivas
propias del destino.

INDUSTRIAS CREATIVAS

1. Internacionalización


Refiere a la colocación de servicios y productos en el mercado internacional, que posicionen al país como proveedor creativo. Esto implica flexibilidad para aprovechar plataformas de ventas ya desarrolladas en otros países, así como asociación con otras, tanto locales (con experiencia ya consolidada en materia de exportación) como internacionales.
Se trata de exportar y construir vínculos de intercambio; crear eventos; invertir desde el sector público y el privado; capacitar recursos humanos; crear manuales y protocolos; relevar eventos internacionales y crear eventos nacionales a tales fines.

2. Productos y servicios innovadores, creativos y de calidad


Uruguay y sus industrias deberían poder insertarse en el mercado internacional a
partir del desarrollo de ideas y talentos creativos. Evidentemente, el potencial creativo también se debe aplicar al mercado local, el primer lugar donde desarrollarse.
La educación formal, así como del estímulo a la formación de equipos multidisciplinarios, debe estar orientada a este objetivo. Además, la participación de las personas
jóvenes, y la visibilización y el lugar de las mujeres en los espacios de decisión se
configuran como claves fundamentales en este sentido.

3. Coordinación y apoyo institucional

Apunta a un espacio en donde públicos y privados dialoguen con una mirada holística sobre el sector, un ámbito de gobernanza integrado por cámaras empresariales, ministerios, institutos y agencias, con la misión de coordinar las políticas existentes, minimizarembudos burocráticos, aglutinar fondos para la innovación y generar indicadores de desempeño y evaluación, protocolos de actuación, información sectorial de utilidad.

4. Vinculación

Es la relación entre sectores de las IICC nacionales, así como con otros sectores industriales y empresariales. Implica el intercambio de saberes y experiencias entre elsector y la sociedad. Emerge aquí la figura del vinculador. Requiere encuentros periódicos entre actores, la formación de agentes mediadores, el desarrollo de una cultura empresarial, apoyos y alianzas.

5. Capacitación


El rol de los recursos humanos en estas industrias es fundamental, tanto en su corazón creativo como en las actividades de apoyo. Significa poner énfasis en la preparación depersonas para mejorar su potencial creativo así como sus perspectivas de negocios, con más y mejores herramientas novedosas, vinculadas a lo digital y lo empresarial.

"ABORDAJES CLAVE PARA LA TRANSFORMACIÓN PRODUCTIVA"

"INNOVACIÓN PARA LAS TRANSFORMACIONES"

Lineamiento 1. Preservar y valorizar los recursos naturales.

Convertir a Uruguay en un modelo de la nueva bioeconomía sustentable, generando las condiciones para una producción sustentable de alimentos, el agregado de valor de la biomasa forestal, la utilización de las energías renovables, el turismo de naturaleza, y promoviendo la economía circular, tanto de la producción como del consumo, todo ello a partir del agregado de valor a los recursos naturales autóctonos.

Lineamiento 2. Aprovechar las oportunidades de la economía digital.

Convertir a Uruguay en un modelo de la nueva economía digital, impulsando a las TIC no solo como un complejo productivo en sí mismo, sino como un vector de innovación que actúe como soporte y motor del desarrollo del conjunto de los sectores de actividad, en particular para agregar un valor diferenciador a los bienes y servicios exportables, así como para mejorar la calidad de vida de la población.

Lineamiento 3. Generar el conocimiento y las capacidades de innovación requeridas para impulsar un desarrollo humano inclusivo.

Convertir a Uruguay en una sociedad igualadora de oportunidades para un desarrollo humano pleno, generando los conocimientos requeridos y desplegando políticas eficaces y eficientes para favorecer un acceso igualitario a la salud, al hábitat y a los servicios públicos, a la educación, a nuevas habilidades laborales, a la cultura.

Lineamiento 4. Promover la capacidad de innovación en toda la sociedad.

Convertir a Uruguay en un país con un pujante ecosistema emprendedor que promueva la innovación, tanto a nivel productivo como social. La concreción de este lineamiento requiere, en particular, que un número creciente de jóvenes alcance una formación terciaria y que el sistema educativo nacional, en sus tres niveles, retenga y entusiasme a adolescentes y jóvenes mediante propuestas pedagógicas que impulsen la creatividad, la imaginación, la flexibilidad y la interdisciplina.

Lineamientos generales

Una mirada territorial a la desigualdad

Escenario sanitario hacia 2050

Cambios en la participación laboral

Cambio en las relaciones laborales

Cambio cultural

Cambio educativo

Cambios en los cuidados

Hacia una protección social universal en 2050: una hoja de ruta para avanzar

Generar las condiciones para que quienes quieran tener hijos puedan hacerlo en las mejores condiciones

Desarrollo de un abordaje de los determinantes socioculturales de la salud desde el fortalecimiento de las políticas públicas

Seguir transformando el modelo de atención en salud, jerarquizando progresivamente la atención primaria

Repensar las líneas divisorias entre actividad e inactividad en la vejez

Flexibilizar requisitos para acceder al pilar contributivo de protección social

Lograr un sistema de protección social que acompañe el ciclo de vida de las personas, priorizando la inversión en primera infancia

Lineamientos para el eje económico-laboral

Universalizar la educación en derechos humanos, igualdad de género y no discriminación en el sistema educativo formal.

llo implica, entre otras acciones:
a. Formar en igualdad de género y derechos humanos al funcionariado, docentes, personas egresadas y autoridades de la educación, para la incorporación de la perspectiva de igualdad en sus prácticas laborales y educativas.
b. Implementar estrategias en el ámbito educativo para promover relaciones libres de
estereotipos desde un enfoque de género e interseccionalidades, desde la primera infancia a la educación superior, en el aula y en el trabajo comunitario (urbano y rural).
c. Contribuir a la construcción de una cultura de corresponsabilidad (en los cuidados
y la crianza) y a la desnaturalización de los roles tradicionales basados en la división
sexual del trabajo, promoviendo la valoración del trabajo doméstico y de cuidado.
d. Priorizar, en las currículas educativas, la temática de igualdad de género y derechos
humanos, de manera específica y en todos los niveles.

Facilitar el acceso a la infraestructura, la tecnología, el crédito y la comercialización de las mujeres emprendedoras.

Revisar la normativa

Revisar la normativa para la formalización de los pequeños negocios liderados por mujeres, con el propósito de superar los estímulos perversos a mantenerse en emprendimientos de tamaño reducido porque la ampliación exige pagar más impuestos y perder beneficios sociales.

Reconocer y redistribuir el trabajo doméstico y de cuidado, pilar del bienestar social.

Promover el bienestar de las personas

Promover el bienestar de las personas, considerando la conciliación entre la vida laboral, familiar y personal. Ello incluye adoptar medidas para fortalecer y extender el sistema de cuidados para que alcance cobertura universal; crear y mejorar la infraestructura pública de cuidados para niños y niñas, personas mayores o en situación de discapacidad

Instalar la corresponsabilidad en los cuidados de la sociedad

Instalar la corresponsabilidad en los cuidados de la sociedad, integrando al Estado, el mercado, la comunidad y las familias. Ello incluye ampliar y fortalecer las respuestas de cuidado de calidad en todo el territorio nacional; la profesionalización y reconocimiento de saberes de las personas que cuidan, y promover la participación de los varones en el cuidado, entre otras acciones.

Promover el acceso y control igualitario de mujeres y varones sobre los recursos económicos y productivos.

Para ello se propone incentivar el acceso igualitario a la titularidad de los bienes y las oportunidades de desarrollo; diseñar medidas diferenciales para el acceso al crédito y la asistencia técnica; fortalecer la capacitación y las iniciativas laborales o productivas de las mujeres, y el liderazgo empresarial femenino.

Empleos decentes en igualdad de condiciones y sin discriminación

Asegurar que las mujeres de todas las ascendencias étnico-raciales y distintas edades accedan a empleos decentes en igualdad de condiciones y sin discriminación alguna. Ello incluye la igualdad de remuneraciones, la reducción de la segregación ocupacional horizontal y vertical, la inserción de las mujeres en el sector formal de la economía, instrumentar medidas para promover la conciliación de la vida familiar y laboral a través de la corresponsabilidad (flexibilidad horaria, licencias, recursos para cuidar), prevenir y atender situaciones de acoso, entre otras.

Valorizar el sector del trabajo doméstico y de cuidados, y generar medidas de apoyo para erradicar el trabajo de cuidado realizado por niñas y adolescentes.

Favorecer la inclusión de las mujeres en todos los ámbitos agropecuarios productivo-laborales, lo que implica atender las demandas de las mujeres rurales, como reconocer sus derechos de seguridad social y favorecer su inserción productiva, entre otras.

Lineamientos para el eje sociocultural

Involucrar a los distintos agentes institucionales socializadores en el cuestionamiento y la desnaturalización del sistema patriarcal, y, particularmente, de sus componentes clasistas, adultocéntricos, heteronormativos y racistas.

Promover la deconstrucción de los estereotipos de género tradicionales, reconociendo diversos modelos de ser mujer y de ser varón

«la cultura igualitaria y de reconocimiento a la diversidad cultural predominante en las pautas culturales de la ciudadanía», donde se apunta a «promover acciones para el ejercicio de los derechos culturales y el respeto a la diversidad cultural», y a que las vías institucionales de comunicación, así como los diferentes medios, tengan un compromiso activo por el cambio cultural hacia la igualdad de género. El propósito es que la educación, los medios de comunicación y las redes sociales jueguen un rol fundamental para lograr dicho cambio cultural.

Con relación a la salud, la Aspiración IX es que «el Sistema Nacional Integrado de Salud brinde servicios universales e integrales, desde un enfoque de género». Ello incluye: asegurar el acceso universal a la atención integral y respetuosa en salud sexual y reproductiva de mujeres y varones, con o sin discapacidad (con un especial énfasis en las personas que viven en condiciones de vulnerabilidad, por su orientación sexual o identidad de género, clase social, ubicación geográfica, ascendencia étnico-racial o que realizan trabajo sexual); promover decisiones reproductivas informadas para el desarrollo de maternidades y paternidades libres y responsables, buscando prevenir el embarazo adolescente no intencional, y garantizar el acceso efectivo a la interrupción voluntaria del embarazo en todo el territorio nacional, con servicios de calidad.

Para reducir la violencia basada en género, se propone, en la Aspiración X: la actualización de marcos normativos y legislativos; garantizar el acceso a la protección y a la justicia de
mujeres, niñas, niños y adolescentes; la prevención, atención, protección y reparación desde el Estado, organizaciones de la sociedad civil y comunidad; restituir las oportunidades para el efectivo ejercicio de sus derechos en el logro de su autonomía.

Finalmente, en la Aspiración XI se hace referencia a los derechos a la «vivienda, el ambiente y el hábitat suficientes, seguros y sustentables para las mujeres». Ello implica: garantizar soluciones habitacionales a mujeres de los sectores más vulnerables; promover espacios públicos inclusivos, accesibles y sostenibles, y generar acciones hacia un desarrollo sostenible desde el punto de vista económico, social, ambiental y de género