El Plan de Ordenamiento Territorial, POT, se define como el conjunto de objetivos, directrices, políticas, estrategias, metas, programas, actuaciones y normas adoptadas para orientar y administrar el desarrollo físico del territorio y la utilización del suelo.   Así, estos planes son instrumentos técnicos y normativos elaborados por municipios y distritos, con los cuales se regulan los suelos rurales y urbanos y establecen lineamientos para la localización de la población, la vivienda, las actividades socioeconómicas, la infraestructura vial, los servicios públicos, la delimitación de las áreas protegidas y de amenazas naturales por un término de 12 años.

En términos generales, un POT consta de los siguientes componentes: (1) General , constituido por los objetivos, estrategias y contenidos estructurales de largo plazo; (2) Urbano , constituido por las políticas, acciones, programas y normas para encauzar y administrar el desarrollo físico urbano; y (3) Rural , constituido por las políticas, acciones, programas y normas para orientar y garantizar la adecuada interacción entre los asentamientos rurales y la cabecera municipal, así como la conveniente utilización del suelo.

Deberán tener en cuenta las siguientes determinantes: (1)Temas relacionados con la conservación y protección del medio ambiente, los recursos naturales la prevención de amenazas y riesgos naturales; (2) Las políticas, directrices y regulaciones sobre conservación, preservación y uso de las áreas e inmuebles consideradas como patrimonio cultural de la Nación y de los departamentos, incluyendo el histórico, artístico y arquitectónico, de conformidad con la legislación correspondiente; (3) El señalamiento y localización de las infraestructuras básicas relativas a la red vial nacional y regional, puertos y aeropuertos, sistemas de abastecimiento de agua, saneamiento y suministro de energía, así como las directrices de ordenamientos para sus áreas de influencia; (4) Los componentes de ordenamiento territorial de los planes integrales de desarrollo metropolitano, en cuanto se refieran a hechos metropolitanos, así como las normas generales que establezcan los objetivos y criterios definidos por las áreas metropolitanas en los asuntos de ordenamiento del territorio municipal.