Es el instrumento planificación de las áreas urbanas que deben formular los Gobiernos Autonómos municipales. Tiene por objeto regular el crecimiento urbano a través de la definición de los usos del suelo urbano y patrones de asentamiento; definir directrices de ordenamiento urbano y estrategias de intervención urbanística, para establecer una programación articulada de proyectos en el corto, mediano y largo plazo. 

El POUT deberá incluir en sus etapas de formulación, las siguientes: (1) Delimitación del área urbana; (2) Diagnóstico urbano; (3) Evaluación urbana; (4) Propuesta urbana; (5) Planes de intervención urbana. Ligados a los POUT están los Planes de Intervención urbana (PIU).