El Plan Marco Nacional de Desarrollo y Ordenamiento Territorial, ha sido elaborado en 2012 con la coordinación y supervisión de la Secretaría Técnica de Planificación del Desarrollo Económico y Social (STP) y define acciones, normativas e instrumentos para organizar  el territorio, de manera que se generen las condiciones básicas que viabilicen el desarrollo económico productivo, la mejora de la calidad de vida de la población, el desarrollo político institucional y la sustentabilidad ambiental.


Con este Plan se define un modelo de ocupación y organización del territorio de largo y mediano plazo que guíe el aprovechamiento racional de los recursos naturales existentes para alcanzar el desarrollo, evitando el deterioro del entorno físico de una manera irreversible, enfatizando en el desarrollo de ciertas áreas, la incorporación de equipamiento e infraestructura y la desconcentración y la descentralización económica como mecanismos para un desarrollo integral más armónico entre las diferentes entidades del territorio.