Cubre la totalidad del territorio municipal (rural y urbano). El Plan de Ordenamiento Territorial, es un instrumento de carácter normativo, técnico político y administrativo para la gestión del territorio mediante el cual se planifica y regula el uso del suelo y se optimiza las modalidades de su ocupación. Existen al nivel nacional, departamental y municipal. Es un instrumento técnico-normativo de vigencia de 10 años, que permite facilitar el proceso de Ordenamiento Territorial, estableciendo normas y acciones referidas al uso de los recursos naturales, a la distribución de la población, de los servicios sociales, y de las actividades productivas. Los Planes de Ordenamiento Territorial son la base para los Planes de Desarrollo a los niveles nacional, departamental y municipal.

El PMOT tiene dos componentes; (1) El plan de uso del suelo que es un instrumento técnico normativo que define las categorías y subcategorías de uso del suelo, así como las reglas de intervención, reglas de uso y recomendaciones de manejo con el fin de lograr el aprovechamiento sostenible de los recursos naturales del departamento o de los municipios; (2) El plan de ocupación del territorio que es un instrumento que promueve la estructuración del territorio mediante su vertebración, la optimización funcional de los centros, redes, flujos, de las actividades productivas y distribución de los servicios, basada en la jerarquización de los asentamientos humanos con el propósito de generar la regionalización.