El Plan Nacional de Ordenamiento Territorial (PNOT) ha sido concebido como un documento de política que orienta las decisiones de carácter nacional acerca del uso del territorio, compatibilizando las diferentes políticas sectoriales, con el objetivo de gestionar y aprovechar sus recursos para alcanzar el desarrollo sostenible, promover la cohesión territorial y mejorar las condiciones de vida de los habitantes de la Republica Dominicana. Además, el proceso del PNOT se desarrolla en un contexto en el cual las acciones de la comunidad internacional hasta 2030 están orientadas al logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), centrados en la inclusión social, la sostenibilidad ambiental, la creación de empleo y trabajo decente, y el respeto de los derechos fundamentales de las personas.

Las propuestas del PNOT son pautas para los planes de ordenamiento territorial y uso de suelo que se realicen en las escalas sub-nacionales y representa la expresión espacial en el territorio de los ejes estratégicos estipulados en términos sociales, económicos y ambientales. Dicho plan aborda tres ejes prioritarios: 

1. Asentamientos humanos: referido a la calidad del hábitat y a la relación asentamiento humano- territorio.

 2. Protección y gestión del medioambiente: desarrollado considerando los distintos tipos de comportamiento que se experimentan en la relación sociedad-naturaleza.

 3. Competitividad y cohesión territorial: referida al logro de una estructura básica productiva articulada al mercado local y la economía global. Además al acceso de oportunidades de la población en el territorio, basado en la relación Estado- sociedad. 

Al mismo tiempo se plantean los siguientes ejes transversales:

a) Adaptación al Cambio Climático y Gestión de Riesgo.
b) Enfoque de Género.
c) Enfoque de Derechos Humanos.
d) Participación social.