El Plan Nacional de Ordenamiento y Desarrollo Territorial debe promover una estrategia integral de intervención sobre el territorio nacional orientada a la gestión del territorio y de sus recursos bajo un enfoque de sostenibilidad, para esto propone y desarrolla propuestas y actuaciones en las siguientes materias:

- Usos prioritarios a los que indicativamente deberían destinarse los distintos ámbitos del territorio nacional. • Regionalización del territorio nacional a fines de la planificación y gestión territorial. • Directrices estratégicas para la creación y desarrollo del sistema de ciudades.

- Localización de las principales actividades a escala nacional, de tipo industrial, agropecuario, turísticas, etc.

- Señalamiento y localización de las grandes infraestructuras de apoyo productivo y desarrollo social. • Identificación de los espacios con vulnerabilidad o fragilidad especial.

- Señalamiento de los espacios sujetos a un régimen especial de conservación, protección y mejoramiento del medio ambiente y patrimonio cultural.

- Estimación de un presupuesto de inversiones a nivel nacional, desagregado por regiones y sectores.