El Plan Regional de Ordenamiento Territorial (PROT) constituye un instrumento de planificación territorial de escala regional para apoyar, gestionar y administrar el accionar público en la Región y orientar las inversiones públicas y privadas en el ámbito social, económico, de infraestructura y físico-ambiental, cuyo objetivo es el desarrollo equitativo regional y la distribución física del espacio.

Este instrumento, que  debe identificar las limitantes y potencialidades del territorio y  vincularlas con objetivos de desarrollo sustentable de planificación, está a cargo de los Gobiernos regionales, a través de su División de Planificación y Desarrollo Regional. 

Así, los PROT  promueven el uso y ocupación sustentable del territorio, con visión de largo plazo, que recoja de modo equilibrada los intereses económicos, sociales, culturales y ambientales de los habitantes, a través de lineamientos estratégicos y una macro zonificación de dicho territorio, mediante los cuales se establecen, con carácter vinculante, las condiciones de localización para la disposición de los distintos tipos de residuos y sus sistemas de tratamientos, así como la localización de las infraestructuras y actividades productivas.